lunes, 28 de abril de 2008

Tips: Estructura básica de una entrevista laboral.

Podemos estructurar la entrevista laboral de diferentes maneras. Podemos incluso intentar formas innovadoras, pero para eso es necesario que conozcamos (y hayamos probado) la fórmula básica. Cinco momentos básicos de una entrevista laboral:

1. Preparativos: planificamos qué temas se tratarán y de qué modo. Para esto sí o sí hemos leído detenidamente el CV antes.

2. Apertura: recibimos al entrevistado lo más cordialmente posible, (lo cortés no quita lo eficiente) le anticipamos brevemente qué temas se tratarán la duración y dinámica que tendrá la entrevista. De este modo intentamos bajar un poco su ansiedad.

3. Desarrollo: abordamos los temas que nos interesan asegurándonos de que nos queden claras las respuestas. Preguntamos sobre competencias técnicas y actitudinales. Sondeamos expectativas.

4. Cierre: repasamos los principales temas tratados (tal vez no hay segunda oportunidad) y le contamos cuáles serán los pasos siguientes.

5. Evaluación: Terminada la entrevista nos tomamos 5 minutos para evaluar (comparamos su perfil con el perfil del puesto).

1 comentario:

V. dijo...

Hola! Me pareció muy bueno identificar los momentos que más allá del estilo de entrevista que elijamos no pueden faltar. Yo agregaría un paso más que tiene que ver con la Devolución, en el cual le informamos brevemente al candidato las condiciones básicas del puesto para el que se lo está evaluando (con mayor o menor detalle según corresponda), un pequeño feedback de la entrevista (si en efecto, más allá de la evaluación posterior más profunda que realicemos, lo consideramos alineado a lo que estamos buscando), e información sobre cómo sigue el proceso de selección (tiempos estimados, entrevistas previstas, etc.). Creo importante este paso para lograr un mayor compromiso del candidato con la búsqueda.